viernes, diciembre 30, 2011

EL CONOCIMIENTO ES NADA, SI LA SOBERBIA ES TODO


EN LAS POSTRIMERIAS de este 2011 me obligo a hacer una reflexión, a mirarme en un espejo donde se refleje no mi cuerpo, sino mi espíritu, y sin tapujos sacar el arrogante que se muestra al mundo.

Qué daño le hace al espejo esa caricatura de todopoderoso que se regodea por el mundo camino a cualquier parte. Qué poco ha progresado el hombre sobre el niño, a pesar de que la distancia a la tumba está muchísimo más próxima que la distancia de la cuna.

Todavía queda mucho de mí mismo por domar, muchos defectos bañados de virtudes como joyas de cualquier ordionario metal bañadas de oro, pululan en mi mentecita de troglodita que pretende ser brillante cuando en realidad es más opaca que un cristal de invierno.

El camino hacia la perfección nunca tendrá una meta y por eso aspiro al progreso y nada más.

Esto no es una confesión ni nada que se parezca, yo no tengo nada que confesar a otros congéneres que van por la vida cargando sacos repletos de miserias peores que las mías. No se confunda mi lucha contra mi propia soberbia con un resquicio para servir de blanco de ataques de quienes ni siquiera han llegado al punto de descubrir sus propias lacras internas. No.

¿Perder peso, dejar de chupar, dejar de fumar, tener esto, lo otro y lo demás? Esas ya no son resoluciones para un hombre que ha trabajado duro desde los veinte años para conseguir todo lo que tiene un precio.

Aceptar con gratitud los designios del Supremo y luchar contra mi propia soberbia, he ahí mis objetivos principales del año que se avecina.

5 comentarios:

JC Conde de Orgaz dijo...

Dos propósitos excelentes y de validez universal. Te los robaré pues pienso que yo también necesito hacer un esfuerzo en esa dirección. Gracias Fredy (me pareció un post fabulosamente bueno) y que pases un Feliz Año Nuevo

ALFREDO CAMPOS dijo...

Si supiéras JC que la lectura de tus discursos tiene mucha responsabilidad en el desarrollo de mi pensamiento. Que tengas un Feliz Año Nuevo (y este año no se va sin que nos reunamos, brotherito☼

Cerebro Brillante dijo...

Ciertamente todo se traduce a la conquista de nuestro peor enemigo: nosotros mismos.
"Quien conoce a los demás es inteligente. Quien se conoce a sí mismo tiene visión interna. Quien conquista a los demás tiene fuerza; quien se conquista a sí mismo es realmente poderoso." –Tao Te King

ALFREDO CAMPOS dijo...

Fantéastica cita Cere...!

Gracias bro!

José Luis Lumbreras dijo...

Por accidente encontre este blog y me congratulo de ello, agradezco la reflexión y la comparto, un abrazo respetuoso a tí amigo Alfredo y a mis hermanos Salvadoreños desde México