jueves, junio 18, 2009

A PROPOSITO DE UN POST DE PETER EN EL CADEJO BLANCO

Estan saliendo a la luz pública muchos casos de corrupción que se han cometido en los últimos años en el país por funcionarios que han ostentado algún cargo público y se han lucrado de sus puestos o han beneficiado a terceros con los mismos, yo no soy abogado ni entiendo mucho de leyes, pero como ser humano, se que estas acciones tienen que ser dadas a conocer y algunas de ellas se deben resarcir pagando o devolviendo los bienes o realizando acciones para compensar el daño, esto no es un invento mio, sino que es algo que se hace en los paises mas desarrollados del mundo, como en los Estados Unidos, donde se comenzaron a aplicar programas de servicio comunitario para los que cometian infracciones de tránsito, ya que consideraron que con esta acción aliviarian un poco la sobrepoblación carcelaria.

Peter


Absolutamente de acuerdo con vos Peter, una de las teorías de la pena o sanción en derecho es que conlleva dos objetivos fundamentales, el primero, el castigo para el infractor o violador de la ley, el segundo, el mensaje al resto de la sociedad de lo que le puede pasar a quien no se someta a sus designios; hay un tercer elemento que es la readaptación del infractor al conglomerado social al que pertenece, toda vez que ha aprendido su lección y ha entendido que debe ajustarse al ordenamiento jurídico para contribuir efectivamente con la armonía en sociedad.


Hasta ahora el crimen de cuello blanco, perseguido implacablemente en países desarrollados, ha sido un oasis para píses como los nuestros en América Latina, pues la corrupción la malversación de fondos públicos, el enriquecimiento ilícito y similares, no solo son patrimonio de El Salvador, para el caso, si te vas a vivir a México un par de meses vas a percibir El Salvador como en pañales en lo que a corrupción respecta.

El servicio comunitario es una buena salida para un tipo de delito cuyo actor no representa un peligro serio para la sociedad como un todo, ejemplo una infracción de tránsito, borrachera en lugar público, etc. En Estados Unidos incluso hay sanciones de cárcel los sábados y domingos para cierto tipo de actos violatorios de leyes administrativas que tratan de enseñar una lección, pero que no son de tanta envergadura como para hacer que alguien pierda su trabajo.

Los casos que se están destapando en el país en los últimos días de plano que pueden compararse a la apertura de un barril de gusanos, casos de funcionarios con dos o más salarios, plazas fantasmas a las que su usurpador solo se presentaba a cobrar; espionaje telefónico, entre otras cosas, provocan un asco rayano en las ganas de vomitar.

Darse cuenta de la abyección de la que es capaz el ser humano en su afán de poder y el disfrute comodidades y una vida fácil a costa del patrimonio precario de un país arrollado más que subdesarrollado, es algo que va más allá de lo concebible aún en pesadilla.

Ojalá que el FMLN sepa dar su merecido castigo a esas ratas enquistadas en todos los rincones burocráticos de los 20 años de gobiernos arenazis, porque si no los castiga con rigor, el frente se volverá complice de los ilícitos y dará luz para ser estigmatizado con la trillada frase de José Martí: Ver una injusticia y no combatirla, es cometerla.

He dicho!

2 comentarios:

devoladas dijo...

La verdad Fredy que hasta una campaña para que sea considerada una ley de servicio comunitario como condena deberiamos de hacer...
Gracias por hacer eco de mis palabras..
Peter

Alfredo Campos dijo...

Si nos uniéramos los blogueros con el corazón en el lugar correcto, sería una gran práctica la campaña en favor de un castigo para los holgazanes que se han güeviado tanto pisto de los contribuyentes.

Gracias por tu comment bro!
AC