viernes, septiembre 25, 2009

¡SUSAN ATKINS HA MUERTO, EL DIABLO SE FUE A ESCONDER!






Dicen que hay que ser monstruo para hacer una monstruosidad.
Susan Atkins, Pocos hubieran adivinado que tras esa cara de angel se escondía
una brutal asesina.

Una de las más desalmadas y notorias asesinas del siglo veinte falleció esta madrugada en el centro de salud penitenciario de Chowchilla, California, víctima de un cáncer cerebral que le dio una muerte lenta y dolorosa. 


Pero su muerte no fue más dolorosa que la que ella les dio a sus 8 víctimas en un lapso de veinte días en el area de Los Angeles, California, en agosto de 1969, entre ellas la bella y talentosa actriz Sharon Tate, quien con casi nueve meses de embarazo le rogó que la matara a ella...pero que dejara vivir a su bebé.

Mató a 8 y pasó presa 40 años, le tocó pagar a penas cinco años por cada muerte, qué bárbara, todavía se fue debiendo...!

Así como hay almas que vienen al mundo a hacer el bien, hay otras que llegan con el único propósito de destruir, y cuando ese afán de destrucción es la vida humana, estamos frente a la peor calaña de perversión.

Susan Atkins es la personificación de la maldad en su versión más pura. De las ocho personas que asesinó, ninguna le había hecho absolutamente nada, es más, ni siquiera las conocía! 

Tan bestial y primitiva era su mente, que en una ocasión, en la ciudad de Venice, en el area de Los Angeles, tenía la aberración de asesinar a un actor, siempre por órdenes de su master Charlie Manson, y al no encontrarlo después de sonar el timbre de su apartamento varias veces, decidió regresar a la comuna donde vivía, pero antes le quiso dejar un apestoso mensaje al ausente cagándose justo en el umbral de la puerta del apartamento.




Sharon Tate, su mágica belleza y talento auguraba un futuro brillante en Holliwood. A los 26 años murió de 16 puñaladas asestadas a sangre fría por Susan Atkins.

DISCIPULA DE CHARLES MANSON

Susan fue una de las muchas acólitas de Charles Manson, un carismático y brillante criminal que hacía caer en un hechizo a todo ser desorientado que hallaba a su paso. A sus 32 años había estado la mitad de su vida tras las rejas en donde aprendió todo tipo de argucias para manipulación de mentes débiles.

Parte del grupo de seguidores de Manson, conocidos como La Familia, de la que formaba
parte Susan Atkins, quien se mostró fanática hasta las últimas consecuencias del demencial líder. 
En una etapa de su vida, Manson quiso ser un músico reconocido y al no lograrlo desarrolló un patológico resentimiento con el stablishment cultivando en su mente la venganza, proyectando asesinatos de poderosos, pero también buscando ponerse a buen recaudo con el peso de la justicia legal y reclutando jóvenes a quienes programó y llevó a vivir en una comuna cerca de Los Angeles en donde bajo su control se despersonalizaron tornándose en robots y dispuestos a hacer lo que fuera para tener feliz al sociópata líder.




http://www.godammit.com/wp-content/uploads/2008/06/susan-and-charlie.jpg

Susan Atkins en la silla de los acusados ve pasar a su reverenciado líder Charles Manson y deja ir una mefistoélica mirada que para los pelos.

Susan Atkins fue una de las más leales fanáticas de Manson, al punto de llegar a afirmar que "no había límites en cuanto a lo que podía hacer por Charlie..."

El 9 de agosto de 1969 en horas de la madrugada, Atkins, junto a otros cuatro miembros del culto de terror, entraron sigilosamente a la mansión de Sharon Tate en el 10050 de Cielo Drive en la colinas de Beverly Hills y terminaron con la vida de la actriz y 4 personas más que se hallaban en la casa.

La noche siguiente participó en el asesinato de dos personas más en la mismo vecindario: Lino y Rosemary Lavianca.

Los crímenes tuvieron confundida a la policía de Los Angeles, hasta que en noviembre del mismo año,  la misma Susan Atkins, quien se hallaba bajo arresto por un delito menor, le confió a una compañera de celda la escalofriante confesión: que había participado en los brutales asesinatos. Su relato lo hizo con una tranquilidad asombrosa y haciendo gala de un cínico fanfarronismo. 

De inmediato la otra interna pidió que la sacaran de esa unidad en donde un buen día podía amanecer asesinada, alertó a las autoridades del centro  correccional, y se inició la investigación que dio con el resto de asesinos y abrió uno de los procesos más importantes del siglo veinte en Estados Unidos, el cual envió a todos los involucrados a la pena de muerte y luego, por una legalidad, les fue conmutada por el de menor consecuencia, o sea cadena perpetua.





Cuerpos de Sharon Tate y Jay Sebrings tal como los encontró la policía horas después del horrendo crimen.



He aquí la forma que describió los crímenes Susan a su compañera de celda, según versión de ésta a las autoridades:

"Sharon fue la útima en morir," dijo Susan riéndose mientras describía cómo Sharon le rogaba: "¡Por favor no me mates, por favor no me mates, no quiero morir, quiero vivir, quiero tener a mi bebé, quiero tener a mi bebé...!"

Susan dijo que había visto directamente a los ojos de Sharon y le dijo: "Mira puta, tú no me importas, no me importa si vas a tener un bebé, mejor alístate a morir, vas a morir y yo no puedo hacer nada por eso...y en minutos la maté."

Susan dijo que tenía sangre de Sharon en las manos y la chupó: "Wow, qué viaje! Probar la muerte y sin embargo dar vida."

Anonadada Virgina (la compañera de celda) le preguntó a Susan si no le molestaba el haber matado a una mujer embarazada.

"No sé si lo entiendas, pero yo la amaba y yo mataba parte de mía al matarla a ella" le explicó Susan. Dijo que pensó en sacarle el niño a Sharon pero que no había tiempo. Dijo también que hubiera querido sacrles los ojos a las víctimas y reventarlos contra la pared y desmembrarles los dedos, pero ya no podían.

Susan Atkins es conducida en cama ortopédica ante el pánel de Libertad Condicional de Los Angeles el pasado dos de septiembre. Agonizando por el cáncer en la cabeza sólo recitó un salmo bíblico y pasó con los ojos cerrados casi todo el resto de la audiencia, en la foto, aparece su esposo James Whitehouse al extremo izquierdo.
Los magistrados le negaron por treceava vez la libertad para ir a morir en su casa.

Y anoche se murió asistida por el capellán de la penitenciaría. Todavía le dieron la oportunidad de tratar de salvar su alma, oportunidad que ella nunca les dio a sus víctimas.

Menudo problema va a tener el demonio para encontrar un lugar en el lugar más fétido del infierno para esta alma criminal que le hace competencia en perversión y maldad.

7 comentarios:

claudio dijo...

Sinceramente creo que al final de todo lo que importa es que Susan se arrepintió, y siento que es muy malo lo que se dice de ella ya que es solo dios es quien juzga, ya saben: dios te perdonara si se hace de corazón.
También digo esto porque por ejemplo en chile pinochet(dictador chileno) nunca se arrepintió, y el mato quizás peor que Susan y a muchas más personas, independiente de lo bueno que el hizo. El por ejemplo no merece el perdón.
Pero aún asi esta bien que no la liberaran por respeto a las personas.

Moreno Sosa_12 dijo...

Yo sin embargo no opino igual que Claudio... Es correcto que Dios juzgará a cada quien por cada error, pero también es correcto que somos humanos y por ende, ese tipo de mounstruosidades son aberraciones para nosotros! Lamentablemente murio la tal Susan porque de haber decidido yo, dejo que pase más años en vida... es decir, más sufrir...

NACHO dijo...

Si Dios Es Justo, Susan Nunca debería ser Perdonada. Algunos Dicen que se Arrepintió de Corazón, Claro Envejeció en La Cárcel, allí encerrada y Enferma de Cáncer, Cualquiera se Arrepiente. Pero que Hubiese Pasado si nunca hubiese Sido Descubierta, Ni Encarcelada ni Juzgada, Se Hubiese Arrepentido ?, o Tranquilamente hubiese Vivido como Madre y Esposa en Cualquier Barrio de Algun Pueblo o Ciudad de California. Otra Cosa es que a veces Justificamos a Los Jóvenes, pensamos que lo Hizo porque era Joven y desprejuiciada, Pero La Edad no es Excusa. ERA MALA, MALA DE CORAZON, MALA DE VERDAD, UN SER HUMANO DESPIADADO; hay Crímenes de Crímenes, ella Sencillamente Lo hizo por Placer y No Estaba Loca. Basta con Ver sus Fotos para Captar Su Mirada y su Sonrisa Diabólica.

FBI dijo...

Ella no tuvo misericordia al matar a una mujer embarazada y a las demás personas que murieron en sus manos de forma horrible, es injusto que esta asesina muriera rodeada de amor y misericordia... QUE SE PUDRA EN EL INFIERNO!!

Vanessa Santos dijo...

Pedazo de puta pudrete

Vanessa Santos dijo...

Puta pudrete

IndiexMonse dijo...

Ella no mato a 8, solo mató a Sharon Tate.